PORTADA / MOMENTOS FURIAROJA

El oro olímpico en Barcelona 92

XXV JJ.OO
BARCELONA 1992

8 de Agosto 1992
Nou Camp. Barcelona
POLONIA 2- ESPAÑA 3
ALINEACIONES
POLONIA: Klak; Jalocha ('55 Swirzewski), Lapinski, Kozminski, Waldoch, Gesior, Brzeczek, Juskowiak, Staniek, Kobylanski y Kowalczyk.
ESPAÑA: Toni; López, Solozabal, Abelardo, Lasa ('51 Amavisca); Ferrer, Guardiola, Berges, Luis Enrique, Kiko y Alfonso.
Árbitro: Torres Cadena (Colombia)
GOLES
Kowalczyk 1-0 ('45)
Abelardo 1-1 (´65)
Kiko 1-2 ('70)

Staniek 2-2 ('75)
Kiko 2-3 ('90)

El gol de Kiko o "Quico", como portaba en 1992 en su camiseta, en un vídeo en youtube.

EL EQUIPO DE ORO:
Toni Jiménez (Espanyol)
Santiago Cañizares (Mérida)
Kiko Narváez (Cádiz)
Albert Ferrer (Barcelona)
David Billabona (Ath.Bilbao)
Rafael Berges (Tenerife)
Amavisca (LLeida)
Aberlardo (Sporting de Gijón)
Miguel Hernández (Rayo Vallecano)
Gaby Vidal (Barcelona)
Mikel Lasa (Real Madrid)
"Paqui" Veza (Tenerife)
Juan López (At.Madrid)
Solozábal (At.Madrid)
Luis Enrique Martínez (Real Madrid)
Guardiola (Barcelona)
Alfonso Pérez (Real Madrid)
Manjarín (Sporting de Gijón)
Pinilla (Barcelona)
Paco Soler (Mallorca)
SELECCIONADOR: Vicente Miera

Uno de los momentos más emotivos del deporte español en general, y del fútbol en particular, tuvo lugar en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, donde La Roja conquistó su segunda medalla hasta entonces, tras la Plata de Amberes de 1920, y el primer y único oro hasta la fecha.

Era la primera Olimpiada en la que participaban futbolistas profesionales, si bien menores de 23 años con la posibilidad de contar con un máximo de 3 jugadores mayores de dicha edad. La selección española contaba con un gran equipo guiado por Josep Guardiola y con artistas del balón en la delantera como el jerezano Kiko Narváez o Alfonso Pérez. Era la anfitriona y se tenían muchas esperanzas puestas en el equipo, aunque con el lógico recelo consecuencia de nefastos precedentes (el fracaso del Mundial 82 como anfitriones y la no clasificación para la Eurocopa del 92 que se disputaba en Suecia).

El joven equipo español, sin embargo, asumió desde el principio su favoritismo, ganando sus tres partidos del grupo (4-0 a Colombia, 2-0 a Egipto y 2-0 a Catar). El hueso duro apareció en cuartos: Italia una vez más se encontraba en el camino. Aunque con dificultades, los olímpicos consiguieron mantener hasta el final el gol de Kiko marcado en el minuto 38. En semifinales el equipo español derrotó a Ghana 2-0, con goles de Abelardo ('26) y Berges ('54), lo que supuso la primera final olímpica de la historia para la roja.

La final, frente a una desconocida selección polaca y en un Camp Nou con 95.000 espectadores apoyando a La Roja, era idónea para la consecución de la primera medalla de oro olímpica del fútbol español. Pero los polacos no lo pusieron nada fácil: se adelantaron al final de la primera parte. España remontó (goles de Abelardo y Kiko), y los polacos empataron. Cuando se presagiaba una prórroga, España sacó un córner en el último minuto, el balón, tras varios rechaces, llega a Kiko... y el jerezano empalma a la red. El Camp Nou, con la Familia Real al completo, en el palco, estalla de alegría. Era el broche de oro a los mejores Juegos Olímpicos del deporte español. Significaba la 13ª medalla de oro de los deportistas españoles en estos Juegos, a las que se sumaban otras 7 de plata y 2 de bronce, el mejor resultado hasta la fecha de los olímpicos españoles en toda su historia. El fútbol español también se sumó a la fiesta.

Crónica: furiaroja.com